27/6/08

Visualización y Acceso Directo al Inconsciente

Estos somos quienes hemos concluido en esta semana el Seminario sobre Visualización Terapéutica y Acceso Directo al Inconsciente (aunque faltan 7 personas, que lamentablemente no están en la imagen. Yo, Virginia Gawel, -para quienes no me conozcan- soy la que está en la última fila, al medio, con sweter rosa.). Si bien en las fotos las sonrisas suelen ser artificiales, las que pueden verse aquí no: ha habido durante estos meses un sostenido clima de compañerismo, propicio para el desarrollo de un tipo de afecto peculiar, que es el que nace de ver el esfuerzo del otro por ser auténtico y por darle a la vida un Sentido más profundo.

La mayoría son (o serán) profesionales de la Psicología en diversas de sus áreas. Juntos hemos transitado por conceptos, ejercicios, experiencias grupales, poesía, música de distintos lugares del mundo... Una vivencia movilizante, procurando propiciar que todos aprendamos de todos.

Después de 25 años de trabajar con pacientes desde este enfoque, hay algo que sí puedo decir que sé bien: que un terapeuta no puede acompañar a un paciente si no hasta donde él mismo ha ido. Lamentablemente la Universidad casi siempre nos forma en un contexto de ajenidad: uno como futuro Psicólogo aprende técnicas, conceptos, clasificaciones, escuelas... para aplicar en el futuro a los pacientes que nos consulten. El tipo de aprendizaje que, en cambio, propiciamos en nuestras actividades apunta a que el alumno vivencie cada concepto desde la experiencia personal: si estamos estudiando el tema de la Sombra (como le llamaba Jung a los rasgos que reprimimos y que no aceptamos ver y vivir como propios), el punto central es que el alumno aplique todo lo aprendido a conocer primero su propia Sombra. A partir de allí, podrá ayudar a aquéllos que le consulten con verdadera eficacia. En síntesis, como dicen las Tradiciones de Sabiduría de todos los tiempos, el conocimiento es algo Vivo, o no es.

En cada mes el Centro convoca unos 150 alumnos que cursan simultáneamente, cada uno en distinta actividad; generalmente se ofrecen a la vez dos seminarios a distancia (por internet) y uno presencial, en Buenos Aires. Esto implica que son muchísimos los rostros de alumnos que no hemos visto, y que viven en diversos países o diferente puntos geográficos de Argentina. Sin embargo, el aprecio, el afecto que cada uno de ellos implica para nosotros es bien real, pues en cada actividad (aún a distancia) cada uno brinda sus propios procesos internos, de modo que les vamos conociendo, personalizadamente, a lo largo de los distintos Seminarios que va transitando con nosotros. A todos, tanto Eduardo (colega y esposo) como yo, les decimos: gracias por la confianza. Es una de las cosas más preciosas que una persona puede brindarle a otra...

1 comentario:

Ma.Cecilia dijo...

Lindísima la reseña, Virginia...Y es tal cual!!! Te agradecemos el espacio que tan "amable" y generosamente propiciás! Va un afectuoso abrazo a todo el grupo que tan sencilla y profundamente participó en este curso! GRACIAS!
Ma.Cecilia

____________________________________
Convidando un pensamiento... Dicen los Unpanishads, un conjunto de textos hindúes escritos hace unos 2600 años, totalmente coincidente con la visión de que existe un Inconsciente más profundo: Víctor Frankl le llamó Inconsciente Espiritual, el psiquiatra italiano Roberto Assagioli Supraconsciente. Es necesario que la Psicología no lo ignore!: "Hay un Espíritu que permanece despierto cuando dormimos, que crea la maravilla de los sueños. Es el Espíritu que en verdad se llama el Inmortal. Todos los mundos descansan en ese Espíritu y nadie puede ir más allá de él." En el Zen le llaman "el Nonato": aquella parte de sí que no nació, pues no pertenece al tiempo. Por lo tanto, no puede morir...